Acid House: Lo que inició con la Roland TB-303

La Roland TB-303 es el sintetizador que cambió el mundo de la música dance para siempre.

Todo dio inicio con la Roland TB-303, y como ya es bien conocido, esto fue gracias a un error de su creador. Cuando el mismo Roland inició el proyecto, buscaba crear un sintetizador que replicara el sonido de un bajo eléctrico, pero éste nunca sonó como lo esperaban, pese a significativos y prolongados procesos y pruebas.

La producción del TB-303 abarcó dos años (1982-1984), mismos en los cuales siguió la búsqueda de la modificación del sonido; luego decidieron dejar de fabricarlos tras el par de años.

Tras dejar la línea de producción y postrar en decadencia el sintetizador, lo cual lo destinaba a un olvido inminente, un par de jóvenes encontraron el sintetizador en un mercado al aire libre en la ciudad de Chicago y todo cambió.

En aquella época, los equipos de producción (hardware) de música electrónica eran apenas accesibles en número dentro del mercado y económicamente inalcanzables, por lo que muchos talentos encontraron una gran oportunidad en Roland y empezaron a incluir su equipo en sus grandes tracks.

La poca diversidad en géneros musicales de la época y la estrecha cultura brindada por la geografía, hacían considerar el sonido de la TB-303 como algo nada atractivo; pero es donde algunos productres de Chicago encontraron el arma perfecta para potencializar el sonido explosivo del house.

 

El sonido que poco pasaba desapercibido de la 303 pasó a conocerse como algo ‘acid’ y el disco ‘Acid Tracks’ de Phuture (DJ Pierre, Spanky y Herb J.) del año 1987 fue uno de los primeros trabajos que triunfaron con este sonido. De esta manera nació el acid house y rápidamente se expandió por Chicago y toda Europa, llegando a los clubes de Inglaterra, Holanda y Alemania.

No pasó mucho tiempo hasta que todos los géneros de música electrónica empezaran a usar la Roland TB-303. De acid techno a acid trance, hasta acid breaks, el sonido estuvo incrustado y aún lo estará en el mundo de la música electrónica.

Los precios de la TB-303 se dispararon y rápidamente se convirtió en una de las máquinas para producción musical más buscadas del mercado.

Salieron modelos específicos como el Devilfish, que se lanzó a principios de los 90, y fue usado por gente como Richie Hawtin estrechando el tono, dándole un sonido más definido. Se puede oír el Devilfish en el álbum ”Artifacts”, si escuchas atentamente al final se puede apreciar la modificación del tono de acid house.

 

Actualmente encontramos grandes productores de acid house que aportan innovación y mezclan lo clasico con lo contemporaneo, sin dejar la marca característica del género. Entre ellos podemos encontrar a:

  • D-t3ch
  • Awanto 3
  • Ali Ajami
  • TNT
  • DJ Frantik
  • Alex Flatner

 

Para terminar, queremos compartirles éste que es uno de los clásicos más importantes del género.


» Victor Trocino